(Foto: Pixabay) (Foto: Pixabay)

En su mensaje fra Josip Peranić destaca:

"Queridos hermanos, queridos miembros de nuestra Comunidad:
Esta será una Pascua especial en muchos sentidos. Será diferente pues por primera vez en la historia de nuestra Comunidad, no estaremos juntos para atravesar la fiesta más s grande de la Iglesia: la Resurrección de Jesús.

Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado y Domingo de Pascuas. Para estos días los invito a que cada uno de sus hogares, cada una de sus casas, se convierta en una pequeña iglesia. Meditemos la Pasión de Jesús, acompañémoslo, no lo dejemos solo en estos momentos, pues Él nunca nos deja solos.

Y el domingo de Pascuas, celebremos en familia la alegría de su Resurrección. Ya que esta vez no podré bendecir los alimentos que compartirán ese díai, que el padre o la madre, o quien sea cabeza del hogar, rece un Padre Nuestro y bendiga a todos los miembros de la familia y todos los alimentos.

En una época, los hombres iban a la guerra o salían a trabajar, y por eso la mujer realizaba ese rito tan significativo como es la bendición de la comida el día de Pascuas. 0Era parte de su matriarcado, cuya misión principal era transmitir a los hijos el tesoro de la Fe. Luego continuó realizando la bendición el hombre.

En estos tiempos difíciles recordemos que tenemos una esperanza, y esa esperanza es Jesucristo nuestro Señor. Sepan que estoy rezando por cada uno de ustedes todos los días en nuestra capilla a las 7 de la tarde. Al finalizar la Misa, cuando realizo la bendición, sepan que los bendigo a todos.

Sigo invitándolos a que nos unamos a esa hora y recemos todos juntos, cada uno desde su lugar. 

Les deseo unas muy Felices Pascuas de Resurrección. 

A cada uno de Ustedes, y a sus familias, Felices y bendecidas Pascuas.

Padre Joso".

Padre Josip Peranić (Foto: captura de pantalla/YouTube)