En muchas ciudades croatas se recibe el año al aire libre (Foto: Ivica Galovic/PIXSELL) En muchas ciudades croatas se recibe el año al aire libre (Foto: Ivica Galovic/PIXSELL)

En Croacia el día de la Nochevieja siempre va acompañado con un refrán que dice: El Año Nuevo será tal como lo esperas. Entrar en el Año Nuevo simboliza la renovación de la vida y un nuevo comienzo. Su celebración se difiere de un país a otro, pero en la mayoría tiene el mismo objetivo y ese es echar lo malo de la vida y desear salud y felicidad.

Para la celebración del Año Nuevo cada ciudad croata tiende a ofrecer lo mejor para atraer no solamente a sus ciudadanos, sino también a los visitantes de otras partes de Croacia y del extranjero. Normalmente se trata de una fiesta que dura hasta altas horas de la madrugada. Numerosos hoteles y restaurantes ofrecen programas ricos para sus huéspedes, mientras que en las plazas de muchas ciudades, las que se visten de gala, se organizan conciertos donde cantan varios músicos nacionales que animan y diverten a la gente.

En diferentes partes de Croacia existe una serie de costumbres con las que se quiere celebrar lo mejor posible el nuevo comienzo, y algunos de los rituales siguen respetándose el día de hoy.

En algunas islas croatas, como son las islas de Vis y de Korčula, existe una costumbre antigua de que los niños en la Nochevieja van a las casas de sus amigos y parientes y les cantan villancicos y felicitan el “mlado lito” (Año Nuevo) que está por venir. Esto sucede tres veces al año: en la Nochebuena, en la Nochevieja y en vísperas del día de los Reyes Magos. Además de preservar la tradición de tal forma, para muchos niños esta es una buena oportunidad para ganar un poco de dinero, puesto que antes los cantantes recibían pasteles o frutas, lo que cambió durante el tiempo.

El primer día del Año Nuevo, la gente solía lavarse la cara de una palangana en la que se ponía una manzana dentro de la cual se colocaba una moneda para estar sano y ser rico durante todo el año. También cuando los huéspedes llegaban a desear un próspero Año Nuevo, era importante que el hombre sea el primero que entre a la casa, porque se creía que las mujeres traen mala suerte.

Igualmente el primer día del Año Nuevo se debía tener cuidado con el comportamiento. Los croatas de Bunjevci, que viven en Bačka, creían que uno será durante todo el año tal como lo fue ese día. Por tal razón todo dentro y fuera de la casa estaba en orden y tranquilidad y la gente disfrutaba del ambiente familiar alegre. Ese día tampoco se prestaba dinero para que no le falte durante el año.

Las mesas en la Nochevieja son muy ricas y se pueden encontrar varios platos deliciosos y bebidas. En muchos hogares croatas se suele preparar cochinillo asado y ensalada rusa, y a la medianoche se hace un brindis con el champán y se baila el vals.

En las últimas horas de diciembre lo importante es despedir al Año Viejo con mucha alegría y con el mismo humor dar la bienvenida al Año Nuevo, a un año al que se aspira a comenzar con una actitud de agradecimiento por todo lo recibido y realizado, y con un deseo de mejorar y crecer.