San Esteban (Foto: Google) San Esteban (Foto: Google)

En su homilía en el ángelus de la Fiesta de San Esteban protomártir, el Papa Francisco dijo.

"Esteban murió como Jesús, pidiendo perdón por sus asesinos. De hecho la Navidad es la fiesta de la vida y nos infunde sentimientos de serenidad y de paz. En realidad en la óptica de la fe, la fiesta de san Esteban está en plena sintonía con el significado profundo de la Navidad. Celebramos por lo tanto hoy la navidad de Esteban, que en profundidad se desprende de la Navidad de Cristo. Jesús transforma la muerte de quienes lo aman en aurora de vida nueva. En el martirio de Esteban se reproduce la misma lucha entre el bien y el mal, entre el odio y el perdón, entre la mansedumbre y la violencia, que tuvo su culminación en la cruz de Cristo" - expresó el Papa Francisco.

"La Fiesta de San Esteban se celebra el primer día después de la Navidad, para introducirnos más profundamente en el signficado de esta festividad. En la Navidad Dios se hace hombre y baja del cielo a la tierra. El día siguiente seguimos el martirio de San Esteban, quien llega al cielo por su muerte como mártir y ese es precisamente el significado de la Navidad: que Dios llega a la tierra para que el hombre entre al cielo y Dios se hace hombre para que el hombre se acerque a Dios" - destacó el sacerdote Anđelko Katanec, Comisionado para Pastores Migrantes y Turistas de la Arquidiócesis de Zagreb. 

El martirio de San Esteban recuerda ahora a todas las personas que atraviesan diferentes formas de sufrimiento.

"Sobre el martirio de San Esteban es importante un componente que nos puede ayudar a ser un ejemplo y testimonio de la fe en momentos cuando nosotros sufrimos: y ese es su gentileza y su oración por los perseguidores. Él no sentía odio hacia las personas que le cometieron injusticia, que lo torturaron, sino quería la salvación de ellos".

San Esteban es el símbolo de la lucha por la justicia y el perdón.