Rebeca Dorich y el dibujo "Niño celeste, deseos al viento" (Foto: archivo personal) Rebeca Dorich y el dibujo "Niño celeste, deseos al viento" (Foto: archivo personal)

- Amigos de La Voz de Croacia, cordialmente los saluda Rebeca Dorich, artista visual peruana de ascendencia croata. Mi origen croata es por mi bisabuelo Alejandro Dorich Recassens, croata - español, nacido en Galicia, hijo de Tomo Dorić Medanić, oriundo de Rijeka. Mi bisabuelo llegó al Perú a mediados del siglo XIX, fue marino, "piloto de alta mar". El amor por la navegación ha seguido en la familia, mi hermano mayor Leonidas Dorich también es capitán de barco, él se inició en la marina mercante del Perú y a la fecha sigue feliz surcando mares en comercio naval. Mi familia está en el Perú, en Costa Rica y en Suecia. Mis contactos con Croacia son culturales, pues como artista participo en eventos internacionales. Uno de ellos es la invitación a participar en el concurso "100 artistas contra el coronavirus", evento impulsado desde Zagreb que por ahora es de manera virtual, pero que se proyecta a conformar una colección y a presentarse en sala de exposición. Además, en Croacia cuento con algunos amigos y con la colaboración de la peruana croata Carmen Rosa Munaico Banaj - señala la artista peruana.

Rebeca realizó dibujos que muestran un aspecto en su relación entre la vida, el arte y la pandemia.

- Siempre me interesó andar el mundo, por develar misterios de la humanidad y expresarlos a través de acciones creadoras. He estado unos días en Zagreb, conocí y compartí un poquito, me gustaría retornar, Dios quiera para exponer mi trabajo de artista. Estoy dispuesta a tejer nexos de intercambios culturales en el área de las artes visuales. La exposición "100 artistas contra el coronavirus" está en curso. Su curadora Karolina Bartulović ha convocado e invitado a artistas de diversos lugares del mundo para conformar una colección virtual que se exhibe como un álbum en la página facebook "100 artistas contra el coronavirus" (“100 umjetnika kontra korone"). Ahora, están preparando una galería virtual en la página de la empresa patrocinadora; ya confirmé que mi obra sea parte de ella. Además de ser una exposición, también es una especie de concurso y las obras podrían ser adquiridas. En consideración a una eventual exposición presencial, estoy por pintar en un formato mayor, el propósito es tener obra, quién sabe pronto pueda retornar a Zagreb - expresa Rebeca.

Dibujos seleccionados de Rebeca Dorich (Foto: archivo personal)

La artista espera que en el 2021 consigamos vencer al virus y desea buena salud a toda la humanidad.

- Vivimos tiempos críticos, afirmemos valores que fortalezcan a la humanidad. El arte nos permite explorar sentimientos, promover reflexiones y realizar acciones para reencontrarnos con lo esencial. Por ello, me complace compartir con ustedes esta participación en el proyecto "100 artistas contra el coronavirus", que presenta propuestas internacionales, entre las cuales se ha considerado mi trabajo. Para esta invitación seleccioné dos dibujos de mi serie "Niños en círculos de gracia, un paseo por los colores", ambos relacionados con la pandemia. El primer dibujo es "Niño en unkuña con círculo de flores", corresponde al color rojo y muestra a un pequeño en actitud de esperanza, con las palmas al cielo, circundado por elementos que expresan la intención de salud para las cuatro esquinas de la tierra. (Los textiles unkuña de la antigüedad son un elemento sagrado en la cultura andina). El segundo dibujo es "Niño celeste, deseos al viento", que remite al soplo divino y a la libertad para expresarnos. Dibujos acordes a la temática del evento y que son la base para mi actual propuesta - enfatiza la artista visual.

Rebeca considera que la lucha contra la pandemia inspira a todos a la compasión, conduce a la reflexión y ofrece esperanzas para la humanidad.

- Continuum por la salud del mundo. Aquel niño en devoción ha recorrido un ciclo de estaciones. Ahora, posee facultades del triple fluir, de una cruz de lacería croata (hrvatski pleter), en ese movimiento se enlazan pensamiento, sentimiento y voluntad. Además, hay otros detalles simbólicos. Niño estrella, asociado con el color celeste del cielo. El niño celeste que difunde alegría con sus deseos al viento, muestra que aunque hayan trabas está en nosotros el ser libres, de la misma manera que el viento. Lo he iluminado suavemente, ahora se puede ver que este pequeño es como un niño estrella, quizá el nuevo tipo de humanidad que nace para ser mejores, para cambiar del caos a un medio ambiente saludable. Con estas imágenes extiendo mi afecto, deseando que sean una caricia para sus almas, para reconfortarnos ante las pérdidas humanas. Les deseo salud y bienestar en este 2021 - destaca Rebeca Dorich, artista visual peruana de ascendencia croata. 

Rebeca Dorich

Rebeca Dorich

4:31