foto: archivo personaL foto: archivo personaL

La joven doctora boliviana María Alicia Orellanos Kukoč describe sus raíces croatas: 

“Mi abuelo Andres Kukoč Ivanović era croata de Split, llegó a Bolivia a la ciudad de Potosí, donde trabajó en la minería y conoció a mi abuela. Allá nació mi madre Darinka Kukoč. Mi padre es de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Yo nací en Trinidad (Beni), pero siempre viví en Santa Cruz. 

También tenemos familia en Chile y en Argentina, porque eran 3 los hermanos Kukoč, uno de ellos se vino a vivir en Bolivia, es el caso de mi abuelo. Un primo de Croacia, Marin Kukoč, nos visitó en Santa Cruz el 2012 y estamos en contacto con él por las redes sociales” - destaca la doctora Orellanos Kukoč. 

En Bolivia la situación es crítica debido a la epidemia del coronavirus. 

“Actualmente por motivo de la situación crítica que está pasando Bolivia, en especial el Beni, donde la gran mayoría de los médicos cayeron con la enfermedad del covid, se necesita personal médico, voluntarios para poder atender a la población. Es así que me presenté al Beni para apoyar a mis colegas y servir a su  gente. La situación es triste. Desde que llegué ya tuve contacto con personas positivas al covid19 y con historias de que la mayoría tiene algún conocido que falleció por motivo de este virus. 

La situación en el país es crítica, aún hay ascenso de contagios y fallecimientos por el virus, los hospitales están completamente saturados, el personal médico está cayendo con la enfermedad. En el caso del Beni se necesitaba más personal para poder atender la demanda de pacientes que hay. Ahora más que acatar la cuarentena, hay que cuidarse uno mismo, tener responsabilidad con las medidas de bioseguridad” - recomienda la joven médica. 

María Alicia Orellanos Kukoč desea visitar Croacia. 

María Alicia Orellanos Kukoč (foto: archivo personal)

“Actualmente radico en Santa Cruz y pertenecemos a una comunidad croata que siempre se encuentra en actividades, una de ellas fue donarnos insumos para los médicos en Santa Cruz que atendíamos a pacientes positivos del covid19, antes de venirme al Beni. Estoy consciente de que aquí puedo adquirir el virus, pero mis ganas de ayudar son más fuertes que el miedo a adquirirlo. 

No asistí a clases de croata pero si me gustaría, cómo también poder tramitar mi nacionalidad. Pero por el tema de que en años anteriores no había tecnología, algunos documentos se extraviaron en los viajes, así que por el momento no puedo solicitar la nacionalidad, que hasta mi generación puede obtenerla. Estoy en contacto con algunas personas en Croacia y aún se está viendo la manera de hacer el trámite necesario. 

Un caluroso saludo a todo el pueblo croata. Aunque estemos lejos, habemos muchas familias croatas en Bolivia que de corazón somos familia y siempre estamos para apoyarnos. Y no está demás recomendar por favor cuidarse y cuidar a los nuestros. Dios los cuide y bendiga. 

Me gustaría ir a Croacia claro, algún día iré. Un abrazo con todo el cariño” - concluye la joven doctora María Alicia Orellanos Kukoč.