Con su baile fue ejemplo a otras bailarinas de su época (Foto: wikimedia commons) Con su baile fue ejemplo a otras bailarinas de su época (Foto: wikimedia commons)

Con su belleza y su talento inspiró al escritor francés Théophile Gautier para escribir el libreto de uno de los balets románticos más significativos de todos los tiempos, el balet Giselle. El papel de la joven de campo, que repentinamente muere por dolores de amor, fue ejecutado por Carlotta, quien bailó en el estreno en París con motivo de la celebración de sus 22 años.

Se piensa que nuestra primera bailarina nació en el antiguo palacio de la familia Grimani. Durante su temprana infancia parte hacia Milán, donde a sus 7 años participa por primera vez en el Teatro de la Scala. En Nápoles conoce al mayor bailarín de ese tiempo Jules Perrot, cosa que fue decisiva para su carrera posterior. Juntos viajan por Europa, consiguiendo un éxito tras otro.

Donde quiera que se presentaba, Carlotta Grisi generaba admiración. Con sus ojos azul violeta, su cabello rubio, sus piernas delgadas, su hermoso rostro, siempre sonriente y alegre, fue una verdadera estrella del balet del siglo XIX. Carlotta Grisi marcó la historia del balet. A ella está ligado el concepto del baile del hada. Bailaba de puntillas y después de su actuación en Giselle esa técnica se desarrolló hasta la perfección.

--- BEZ NASLOVA ---

Bailarina Carlotta Grisi

3 Fotografía

Después del estreno, el balet Giselle se ejecutó durante 8 años en la escena de París y todas las veces Grisi bailaba en el papel principal. Después de su actuación en Giselle siguieron actuaciones exitosas en los balets La Peri, Pas de quatre y otras actuaciones en Londres, Roma y San Petersburgo. Abandonó su carrera de bailarina en la cumbre de su fama y murió completamente olvidada de sus admiradores de aquellos tiempos. La tumba de Carlotta Grisi se encuentra en Siuza.