(Foto: archivo personal) (Foto: archivo personal)

Zvjezdana Miškulin Matošić envía un saludo a todos los oyentes de la Voz de Croacia.

“Es un honor poder compartir con ustedes un poco de la situación que se vive aquí en México en estos casi tres meses desde que empezó la pandemia del coronavirus.

En la República Mexicana se registran más de 50.000 casos confirmados y más de 5.000 defunciones. Estamos aún en la fase llamada jornada nacional de sana distancia, que empezó el 23 de marzo y terminará el 30 de mayo. Es una forma de cuarentena, pero no tan severa como la que se ha vivido en Croacia. La gente sigue saliendo de sus casas, aún sin una necesidad mayor. Se observa un menor número de personas y vehículos en las calles de Cuernavaca, la capital del estado de Morelos, donde vivimos. Sin embargo pienso que es mucho el movimiento diario de personas.

El Estado de Morelos colinda con la Ciudad de México, que a su vez es la ciudad con el mayor número de contagios, debido a la densidad de población tan grande que tiene. Por lo mismo, muchos capitalinos llegan los fines de semana para estar aquí, ya que muchos tienen sus casas con jardines. A diferencia de la Ciudad de México, donde la gran mayoría de la gente vive en departamentos.

Zvjezdana Miškulin Matošić (Foto: archivo personal)

Al inicio de la pandemia en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador no se mostraba muy convencido de que realmente se tratase de una pandemia grave. Sin embargo, ahora sí está convencido e invita a la población a cuidarse. Pero realmente muy poca gente cree que las noticias que se presentan en los medios de comunicación son verídicas, ya que no tenemos tantos casos de contagios registrados, como sería de esperar, tomando en cuenta por ejemplo la sitruación de nuestro vecino del norte, Estados Unidos, donde hay muchísimos más contagiados y fallecidos.

Sin embargo, una parte de la población no hace mucho caso a las indicaciones del sector salud. Por ejemplo, la televisión presentó en el noticiero una crónica en la que se muestran escenas de fiestas y funerales masivos, en el contexto de la emergencia nacional en la zona metropolitana del valle de México, o sea en la Ciudad de México. En las grabaciones se muestran reuniones de mayor afluencia a la permitida y sin seguir el protocolo de sana distancia.

De acuerdo con la información presentada, el tránsito vehicular también ha aumentado hasta el diez por ciento en los últimos días en la capital del país. En el mes de mayo en México se celebra el Día de las Madres, que es una festividad muy importante para los mexicanos. Además del puente que tuvimos entre el primero y el 5 de mayo, por lo que la mobilidad ha aumentado considerablemente, ya que las personas se desplazaron para o salir de la ciudad o ir a festejar con su familia dentro de la ciudad.

En el Estado de Morelos donde vivimos, la secretaría de salud informa que a la fecha se han confirmado más de 1.000 casos de coronavirus y se han registrado casi 150 defunciones. Hay que tomar en cuenta que Morelos es un estado pequeño, su población es de 1.900.000 habitantes, es decir representa 1.4 por ciento del total de la población de todo México, que es de 130.000.000 de personas. La secretaría de salud reitrera que nuestro estado se encuentra en la fase epidémica de ascenso. En tanto, por ningún motivo deberían relajarse las medidas establecidas en la jornada nacional de sana distancia, sobre todo el resguardo en casa.

La tasa de letalidad a la fecha en todo México es del 11 por ciento y en Morelos es del 14 por ciento, eso debido a la cercanía a la Ciudad de México. Se mencionó que la situación de emergencia sanitaria oblogó a reforzar las medidas con el apoyo de la protección civil y de la seguridad pública municipal. Por lo que se mantienen operativos permanentes y se atienden denuncias ciudadanas para el cierre de establecimientos no esenciales. Las escuelas permanecen cerradas, las clases son en línea. Nuestro colegio donde yo trabajo, determinó ya no regresar a clases presenciales este ciclo escolar.

Mi esposo y yo salimos minimamente a comprar sólo lo necesario, una vez por semana. A veces salimos en coche por las calles y observamos que muchos comercios están cerrados. Por otro lado, se nota también que la gente ya está un poco desesperada por salir de sus casas, ir a trabajar. Porque también es cierto que muchos dependen de lo que ganan diariamente, es decir no tienen un sueldo fijo, no son empleados y eso los obliga a salir de sus casas. Hay muchos establecimientos informales que venden comida y no sólo para llevar, sino hay personas sentadas alrededor de estos puestos, y en muchas ocaciones sin el cubrebocas y sin respetar la sana distancia.

En México hay un 13 por ciento de municipios de esperanza. Ellos regresaron a la nueva normalidad el 18 de mayo y se estará vigilando su situacion para poder decidir los pasos a seguir en las demás entidades. Sin embargo, la invitación es a quedarnos en casa por lo menos hasta el 30 de mayo" - destaca Zvjezdana Miškulin Matošić desde Cuernavaca, México.