foto: archivo personal foto: archivo personal

Patricia Miloslavich tuvo un contacto limitado con la comunidad croata de Venezuela.   

“Mi abuelo Marín Miloslavich era originario de Dubrovnik y mi abuela Anka Vuinovich de Belgrado. Antes de la Segunda Guerra Mundial salieron hacia Argentina. En los años 50 mi abuelo se fue a vivir a Caracas, Venezuela.

En la infancia y parte de la adolescencia mi abuelo Marín siempre estuvo presente en los cumpleaños, en Navidad y en algunas celebraciones especiales. Era un señor muy elegante, siempre vestido de traje y corbata. Trabajaba en una agencia de viajes en Caracas.

Mi padre Stefi José Miloslavich Vuinovich nació en Argentina. Mi madre Isa María Stephany nació en Venezuela, sus padres eran alemanes. Trabajaba en una empresa internacional y luego hacia finales de los 80 creó su propia empresa. Siendo mi padre hijo único, nuestro contacto con la comunidad croata de Venezuela fue muy limitado” - describe la científica venezolana.

foto: archivo personal 

La doctora Patricia Miloslavich es bióloga marina.

“Estudié biología en la Universidad Simón Bolívar de Caracas, hice el doctorado en oceanografía en la Universidad de Quebec en Rimouski, Canadá. Luego trabajé por 25 años en la Universidad Simón Bolívar, donde dirigía el laboratorio de biología marina.

Hace cinco años salí de Venezuela, debido a la situación por la que atraviesa el país. Por casi 5 años viví en Australia. Desde allá estuve coordinando las actividades del panel de biología y ecosistemas del Sistema Global de Observación del Océano (GOOS), un programa de la Comisión Oceanológica Intergubernamental de la UNESCO. En Australia recibí la maravillosa noticia de que me habían galardonado con el Premio Polar de Ciencia, que es el premio más prestigioso que se otorga en Venezuela a los científicos” - destaca la venezonala de raíces croatas.

foto: archivo personal 

Desde principios de este año la dra. Miloslavich ha tomado una nueva posición.

“Soy directora ejecutiva del Comité Científico de Investigaciones Oceánicas (SCOR), lo cual me obligó a mudarme a los Estados Unidos. Vivo en la ciudad de Newark en el Estado de Delaware. Esta organización tiene más de 60 años apoyando la oceanografía y las ciencias marinas en todo el mundo. Si bien la pandemia ha paralizado muchas actividades en el mundo, he podido continuar con mi trabajo de coordinación internacional a través de una oficina que llevo desde casa.

Durante mi vida de investigadora y académica he formado a centenares de estudiantes, publicado más de 100 artículos científicos y capítulos de libros, presentado resultados de mis investigaciones en más de 120 eventos internacionales y contribuído a varios paneles internacionales e intergubernamentales. Por trabajo he tenido la suerte de viajar muchísimo y a muchos países.

Sin embargo, nunca he tenido el privilegio de visitar la tierra natal de mis abuelos. Espero poder hacerlo algún día.

Con mucho cariño les envío un fuerte abrazo a través de La Voz de Croacia” - concluye la doctora Patricia Miloslavich, venezonala científica de origen croata.