Lucia y Isadora Luque Akrap (foto: La voz de Croacia) Lucia y Isadora Luque Akrap (foto: La voz de Croacia)

Ricardo Luque, músico venezolano residente en Zagreb, incluyó a su familia en este proyecto. Su hija Lucía siente que pertenece tanto a Venezuela como a Croacia.

- Nací en Venezuela, pero he vivido en Croacia toda mi vida, así que conozco y vivo la cultura croata todos los días. Y conocí la venezolana a través de mi padre, sus historias y un par de veces que estuve en Venezuela. Simplemente vivimos la mitad croata, la mitad venezolana.

Recientemente abrimos un restaurante de comida venezolana, Arepera Maracay -sabores de Venezuela, ubicado en el centro de Zagreb. A través de nuestra comida queremos mostrar el espíritu venezolano al pueblo croata y a la ciudad donde vivimos.

No existen grandes vínculos entre la comida croata y la venezolana. En realidad, son bastante diferentes. A los croatas les gusta la comida muy salada y a los venezolanos les gusta lo muy dulce, de hecho mezclan lo dulce y lo salado. Para los venezolanos es típico tener mucha más libertad en la cocina, se improvisa todo, se agrega algo, se quita un poco, la cocina es muy libre.

Con Venezuela nos une más nuestra familia, que es muy grande y que nos gustaría ver. Pero a menudo nos escuchamos, casi todos los días, y sentimos su amor a pesar de que están a miles de kilómetros de distancia. Pero eso también podemos sentir más de cerca a través de la comida, que es específica de Venezuela y el Caribe, que no tenemos aquí en Croacia.

En Venezuela vive una gran comunidad de croatas, hay más de 4000. Y los invitamos a venir a Croacia – destaca Lucía Luque Akrap

La familia Luque Akrap (foto: La voz de Croacia)

Su hermana Isadora enfatiza que es mitad venezolana y mitad croata.

- Mi padre es venezolano, mi madre croata. La última vez que fui a Venezuela fue hace trece años y espero ir pronto otra vez porque quiero conocer a mi familia que es muy grande.

Aquí en Zagreb abrimos una arepera, la primera arepera maracay en Croacia. Espero que mostremos a la gente croata el espíritu venezolano, la felicidad, qué relajados son, que disfrutan de la vida. Creo que es importante introducir una nueva cultura en Croacia, porque no hay tantas y ampliar un poco la mentalidad de la gente aquí.

Esperamos tener la oportunidad de ir a Venezuela y conocer lo mejor y lo más posible a nuestra familia. La última vez que estuvimos allí fue hace trece años, que realmente es mucho tiempo. Sentimos nostalgia y muchos deseos. Siempre me sentía que pertenecía a Venezuela también, pero no tenía muchas oportunidades de viajar a Venezuela y conocer la otra parte de mi familia. Es una cosa que quiero hacer en mi vida en el futuro.

Estudio español en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Zagreb, especialmente para conectarme con la gente del otro lado del mundo. Debo decir que lo que más describe a la gente de allí es la alegría, lo relajado que es, algo que aquí nos falta un poco. Vengan a visitarnos a la Arepera Maracay y sientan ese amor - recomienda Isadora Luque Akrap.