La Voz de Croacia

19:39 / 11.04.2022.

Autor: Mariana Cámpera

Disminuye el pronóstico de crecimiento económico

Snižene prognoze rasta hrvatskog gospodarstva

Snižene prognoze rasta hrvatskog gospodarstva

Foto: Ilustracija / Shutterstock

El Banco Mundial ha bajado la previsión de crecimiento de la economía croata para este año y el próximo debido a la guerra en Ucrania, cuyas consecuencias recaerán sobre los países de la región centroeuropea, especialmente los cercanos a la zona de conflicto.

Según el Banco Mundial, la economía croata debería crecer un 3,8 por ciento este año, 1,6 puntos porcentuales menos de lo que esperaba el Banco hasta ahora. Bajaron el pronóstico para el próximo año en un punto porcentual, al 3,4 por ciento.

“El crecimiento debería desacelerarse a medio plazo, pero se mantendrá por encima de la tendencia previa a la pandemia”- dice el informe.

Sin embargo, advierten sobre los riesgos "significativos" que provienen de la pandemia de coronavirus y de la guerra en Ucrania.

Las inversiones respaldadas por dinero de fondos de la Unión Europea deberían fortalecerse fuertemente este año y luego ralentizarse en los próximos años, pero esto dependerá en gran medida de los planes de inversión del gobierno, señalan.

El pilar del crecimiento serán las exportaciones, pero su ritmo se debilitará en paralelo con la vuelta del turismo a los niveles anteriores a la crisis y con el debilitamiento de la demanda exterior.

El consumo personal podría continuar creciendo a una tasa de alrededor del 2,5 por ciento en los próximos años gracias al mayor aumento del empleo y de los salarios, pero el impacto de estos factores se verá compensado en cierta medida por una mayor inflación, advierte el Banco.

Se estima que la inflación será del 6,1 por ciento este año, del 2,2 por ciento en 2023 y al 1,9 por ciento en 2024, ya que los problemas en las cadenas de suministro globales deberían aliviarse y las condiciones de financiamiento serán más rigurosas.

La escalada del conflicto en la región está ejerciendo una presión adicional sobre los precios de los alimentos y la energía, que deberían aumentar en un promedio del 20 por ciento, a pesar de la pronta restricción del gobierno sobre el aumento de los precios del gas, dijo el Banco Mundial.

También advierten que la incertidumbre en la región y las interrupciones en las cadenas de suministro globales podrían afectar la economía de los países donde trabajan los emigrantes croatas, lo que podría afectar negativamente sus remesas a las familias en Croacia y los ingresos de los ciudadanos.

El pronóstico de crecimiento de este año para la región de Europa Central, que incluye a Bulgaria, Croacia, Hungría, Polonia y Rumania, se ha reducido del 4,7 por ciento al 3,5 por ciento debido a la afluencia de refugiados, el aumento de los precios de las materias primas y el deterioro de la confianza que afecta la demanda.


Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!