La Voz de Croacia

00:51 / 27.11.2021.

Autor: David Rey

Siento que tengo vínculos estrechos con Croacia

Vanessa Moya

Vanessa Moya

Foto: Vanessa Moya / archivo personal

Vanessa Moya, arquitecta boliviana de raíces croatas, resalta: "Si la vida me lleva lejos, siempre tendré a Bolivia presente en mi corazón". 

- Quiero enviar saludos cordiales a La Voz de Croacia.

Mi nombre es Vanessa Moya Claure, nací en 1993 en la Isla Margarita, una pequeña y hermosa isla paradisiaca en el Caribe, llamada “La perla del Caribe”, es una de las islas más hermosas de Venezuela. Aunque nací ahí, no pude vivir tantos años en ese precioso lugar como hubiese querido.

Por razones de trabajo de mis padres, que estaban dedicados a la construcción, tuvimos que irnos a Santiago de Chile. Pero mi abuela tristemente se enfermó gravemente y mis padres decidieron trasladarse a Bolivia. Me llevaron a la ciudad de La Paz, lugar que se convirtió en mi hogar permanente. Es una ciudad muy linda, multicultural, de la cual estoy orgullosa de pertenecer.

Puedo resaltar que desde muy pequeña tuve dotes artísticos. Mis padres siempre me apoyaron tanto en el arte, como en la música, heredé ese don musical por parte de mi madre. En el colegio aprendí a tocar la guitarra y otros instrumentos.

Otra actividad que me apasionaba era la materia de literatura, fui muy creativa escribiendo historias, por lo cual incluso gané premios. También algo que me encantaba era el ballet clásico, lo cual hizo que gustara mucho la música clásica. De hecho mi sueño era ser famosa bailarina de ballet, pero cuando hubo un cambio de mis actividades, tuve que dejarlo - señala la boliviana de raíces croatas.

Vanessa estudió arquitectura en la Universidad Católica Boliviana de San Pablo, Regional La Paz.


- Lo que me encanta de la arquitectura es cómo soluciona problemas, nos ayuda a tener una vida más confortable y cómo transciende el patrimonio histórico de la humanidad. Porque realmente mediante las edificaciones podemos apreciar cada período de la historia, la forma de pensar y sentir de la población, las diferentes culturas y costumbres. Algo que me apasiona son las restauraciones de construcciones antiguas, el tratar de salvar su historia, como actualmente estoy realizando en el patrimonio de la Diócesis, en la ciudad de La Paz.

Otra actividad que comenzó a resaltar mucho en mi vida fue el modelaje, aunque nunca me vi como modelo. Pero en la etapa universitaria me llegó la invitación de representar a mi facultad como Miss Arquitectura, en el certamen de Miss Universidad Católica. Ese fue para mí el inicio en el mundo del modelaje. Fui posteriormente invitada a participar en el evento de Reina Internacional de la Primavera Fashion Day, un evento de ayuda social, siendo elegida como chica fotogénica, mejor silueta y virreina del evento. Lo cual fue un comienzo para ser parte de la agencia One Model, donde tuve la oportunidad de ser imagen de muchas marcas importantes - destaca la arquitecta Vanessa Moya.

Antonio Sokol

Antonio Sokol

Foto: Vanessa Moya / archivo personal

Su bisabuelo provenía de Croacia. Era ingeniero civil y durante su vida en Bolivia se dedicó a construir diversas obras.


- Hablando un poco de mis orígenes, algo muy importante es la diversidad de ascendencia que hay en mi familia. Entre ellas mis raíces croatas, que van por parte de mi bisabuelo, llevo sangre croata en mis venas. Permitiéndome ser parte de la comunidad croata de La Paz, Bolivia, con la que mantengo una muy buena relación. Es un grupo magnifico que desde el primer día me abrió sus puertas y me llenó de su amor.

Aunque ya no llevo el apellido croata de mi madre, siento que hay vínculos estrechos con Croacia y su gente. A pesar de haber conocido varios países europeos, aún no he conocido la tierra de mi bisabuelo y es mi anhelo conocerla algún día.

La historia de mis raíces me parece un poco peculiar por la mezcla de orígenes que tengo. Comenzando por mi bisabuelo croata que se llamaba Antonio Sokol Lučić. Quien conoció a mi bisabuela Marina Buchón Virreira, nacida en Bolivia, de padre francés y de madre peruana, con quien tuvo cinco hijos. Entre ellos mi abuela Norah Mery Sokol Buchón, que nació en 1937. Ella fue siempre una mujer muy responsable y trabajadora, tuvo tres hijos - enfatiza la arquitecta boliviana.

Vanessa Moya con su familia

Vanessa Moya con su familia

Foto: Vanessa Moya / archivo personal

Vanessa señala que tiene un gran cariño por algunos países: Croacia, España, Venezuela y Bolivia.


- Mi madre Leticia Yezmin Claure Sokol nació en 1963 en La Paz, Bolivia. La personalidad de mi madre siempre fue muy extrovertida y amena. Pienso que al tener esa mezcla de nacionalidades en su sangre, adquirió el interés de aprender varios idiomas y viajar por muchos países. Entre los diversos viajes que tuvo conoció a mi padre Manuel Moya Carmona, quien nació en 1963 en Córdoba, España, quien se encontraba de vacaciones, siendo un amor a primera vista. A él lo caracteriza su personalidad aventurera, por la cual también conoció muchos países. Su facilidad de armar nuevos emprendimientos y negocios le permitió armar una nueva vida al lado de mi madre.

Realmente tengo mucho apego a diferentes países, comenzando por Croacia, el país de mi bisabuelo Antonio. Que quiero conocer y así poder visitar a mis familiares, ya que es una parte de mis raíces, de la sangre que corre por mis venas.

A España por mi padre, país que ya tuve la alegría de conocer, quedándome encantada con su gente y sus paisajes históricos, arte y gran cultura. A Venezuela porque es mi país de nacimiento, al que espero pronto retornar y poder caminar descalza por sus bellas playas y sentir la brisa tibia del mar.

Y Bolivia por ser el país donde he vivido gran parte de mi vida. Y aunque la vida me lleve lejos, tendré a Bolivia siempre presente en mi corazón - expresa Vanessa Moya Claure, arquitecta boliviana de origen croata. 

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!