La Voz de Croacia

16:48 / 05.07.2022.

Autor:

Supuesta presión de la primera dama para mejorar las notas de su hijo

Sanja Musić Milanović, primera dama

Sanja Musić Milanović, primera dama

Foto: Goran Stanzl / PIXSELL

El periódico Jutarnji List publicó un artículo en el que se afirma que la primera dama, Sanja Musić Milanović, presionó a la directora de la Escuela Secundaria Clásica de Zagreb para que su hijo menor, casi una semana después de terminar la escuela, cambiara los dos cuatros (muy bueno) que ya tenía inscritos en dos cursos por cincos (excelente). El artículo afirma que las calificaciones en Matemáticas y Latín fueron cambiadas para lograr un promedio general de 5.0. 

El presidente de la República, Zoran Milanović, muy a su estilo reaccionó a las acusaciones. Arremetió contra la compañía de medios Hanza Medija y la calificó de organización criminal. "Vi que mi esposa escribió un correo electrónico. Citó ejemplos en los que hay una objeción en el trabajo de una profesora de matemáticas, que se pueden verificar fácilmente. Yo no sé nada de eso, yo no me ocupo de esas cosas. Nuestro hijo menor tiene 17,5 años ya no es un niño. Su forma de vida: entrenamientos, actuaciones, peleas con chicos 10 años mayor que él, ha madurado hace mucho tiempo. Si mi mamá me hubiera hecho eso cuando tenía 17,5 años, me hubiera vuelto loco. Pero mamá es mamá. La mamá dejó un correo que necesitaba ser leído. Esta es la única evidencia de esta organización criminal, una compañía de medios que fue adquirida mediante fraude comercial hace 6 o 7 años", dijo el presidente Milanovic.


Enfatizó que la influencia de su esposa es cero. "El hecho de que trabaja en el Instituto en una posición de jefe, ¿qué tipo de influencia tiene? Pero ella es mi esposa y todo lo que escribe se ve de otra manera. Estoy a favor de que los padres se dirijan a los directores de esta forma, es una forma de comunicación, es la forma correcta. Se trata simplemente de un profesor de Matemáticas en una escuela, donde el comportamiento de esas personas debería tener un umbral de tolerancia muy alto. No escribiría esa carta, ni me ocuparía de ella en absoluto", indicó.


Hizo hincapié en que le dirá a su hijo cómo se convierte uno en ministro: "sé tonto, malo, brillante y listo". Y refiriéndose nuevamente al correo electrónico dijo que se envió cuando se suponía que las calificaciones no cambiarían y el correo electrónico era público.


Y los parlamentarios también comentaron sobre la supuesta presión ejercida por la primera dama para mejorar la nota de su hijo.


Anka Mrak Taritaš, presidenta de GLAS comentó: "Eso no se hace. Cuando yo era ministra, mi hijo estaba en la escuela secundaria, me presenté allí una sola vez, mi esposo iba. Uno no pone a su propio hijo en esa situación".


Marijan Pavliček, presidente de los Soberanistas croatas, indicó: "Es el presidente de la República. Estoy horrorizado si esto es cierto. Trabajé en educación. Desafortunadamente, hay presión sobre los profesores, pero que la primera dama se permita presionar para mejorar las notas de su propio hijo es impensable. Creo que las consecuencias pueden ser insondables y hoy y mañana discutimos la posible destitución del presidente. ¿Qué tipo de imagen enviamos a la sociedad si fallamos en cosas tan banales? Por eso tenemos 400 000 croatas fuera de Croacia, no porque no tengan trabajo, sino por la injusticia, porque somos una sociedad desigual".


Fuente: HRT

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!