La Voz de Croacia

14:00 / 15.04.2022.

Autor: Mariana Cámpera

Santuario mariano de Marija Bistrica en Semana Santa

Santuario de Marija Bistrica

Santuario de Marija Bistrica

Foto: Marko Prpic / PIXSELL

El santuario mariano nacional croata de Marija Bistrica es muy visitado durante la Semana Santa, en especial el Viernes y Sábado Santo.

“Experimentamos de manera especial el sufrimiento de Jesús, cada estación que pasó, cada sufrimiento y su cruz, en cada sufrimiento y en cada cruz encuentro mi propia cruz, de una manera me es muy difícil atravesar el Vía Crucis, y por otro lado me inspira” - dijo la peregrina Nataša.


Es un lugar de encuentro con Dios, con uno mismo, por intercesión de la Madre de Dios, dirán muchos peregrinos. Algunos rezan en soledad y otros con toda su familia. Agradecer, consolar, reconciliar. Conmigo mismo, con Dios, con la gente…


Subir al Cerro Calvario es una experiencia indescriptible para muchos, especialmente para aquellos que lo hacen de rodillas.


Las Estaciones de la Cruz son obra de algunos de los más grandes escultores croatas: Josip Poljan, Ante Starčević, Ante Orlić, Stanko Jančić.


La idea del Vía Crucis de esculturas fue concebida en 1935 por el arzobispo de Zagreb, Antun Bauer, y continuada por su sucesor, el cardenal de Zagreb, Alojzije Stepinac. Fue en este lugar hace veintitrés años que el Papa Juan Pablo II. Fue declarado beato.


“Para el calvario en Marija Bistrica, Alojzije Stepinac encargó las Estaciones en mármol de Carrara y solo cuatro llegaron a Croacia, es decir, los otros diez se perdieron durante la Segunda Guerra Mundial y no sabemos exactamente dónde desaparecieron, existe una tradición de que desaparecieron en un naufragio” - explica Zlatko Koren, ex párroco y rector del Santuario Nacional Croata de Nuestra Señora de Bistrica.


Tras la instalación de las primeras cuatro estaciones, obras de artistas italianos, hubo un paréntesis de treinta y tres años. El cardenal Franjo Kuharić es responsable del logro final, por lo que la continuación del arreglo del Vía Crucis comenzó en 1976 con la decimotercera estación "Jesús es bajado de la cruz", un trabajo conjunto de Marija Ujević y Ante Orlić.


El Vía Crucis del santuario de Marija Bistrica le da a este lugar una atmósfera especial, fusionada con canciones marianas que resuenan cada Semana Santa en este santuario croata.

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!