La Voz de Croacia

08:10 / 05.06.2022.

Autor: Veronica Vlaho

MAGAZIN 5.6.22 – Camino hacia el reconocimiento internacional de Croacia

Banderas de la UE, de Croacia y de la OTAN

Banderas de la UE, de Croacia y de la OTAN

Foto: Davor Puklavec / PIXSELL

Hechos y decisiones clave lograron el camino hacia el reconocimiento internacional de Croacia: Primero, todavía en el marco de la federación yugoeslava, se aprobó la nueva constitución. Después, se llevó a cabo un referendo, y el parlamento hizo realidad la decisión sobre la soberanía e independencia. Asimismo, el parlamento aprobó la declaración sobre la soberanía e independencia de la República de Croacia. Croacia comenzó entonces a abrir representaciones en el extranjero y así comenzar a establecer relaciones diplomáticas y trabajar en el reconocimiento internacional. 

El primer parlamento democrático croata llevó a cabo su sesión constitutiva el 30 de mayo de 1990. El multipartidismo fue legalizado en febrero de aquel año y, con enmiendas a la constitución de la República Socialista de Croacia, los ciudadanos eligieron a sus diputados para tres cámaras parlamentarias: el consejo social y político, el consejo de municipios y el consejo de trabajo asociado. Las elecciones se llevaron a cabo en dos rondas: la primera en abril y la segunda en mayo, según el sistema mayoritario, con el triunfo convincente de la Unión Democrática Croata, liderada por Franjo Tuđman. El miércoles 30 de mayo de 1990 se constituyó el primer parlamento multipartidario y se anunció el traspaso pacífico del gobierno. Žarko Domljan fue elegido presidente del Parlamento.

“Señores diputados, no oculto estar emocionado y contento, porque ser presidente del Parlamento en un momento de inflexión como lo es este, es una tarea difícil y de gran responsabilidad y, por sobre todo, un deber sublime. Estoy convencido de que todos nosotros, reunidos aquí en este parlamento histórico croata, con el que se relacionan hechos importantes y decisivos, compartimos sentimientos y una misma esperanza de que la infancia de la democracia de la que somos hoy testigos llegue a su madurez. Que la nueva sociedad que juntos construimos llegue a vivir en la plenitud de la libertad y la dignidad humana. Creo reflejar los sentimientos de todos los diputados al decir que la confianza demostrada de los electores hacia este parlamento ordena que, respetando el pasado, orientemos nuestra mirada al futuro, que reunamos a toda la gente de buena voluntad, a todos los potenciales espirituales, profesionales y materiales de nuestro país con el fin de hacer realidad un objetivo común: una Croacia libre, democrática y soberana", dijo el nuevo presidente del Parlamento.


La verdadera separación de la ex Yugoeslavia ocurrió el 25 de junio de 1991, cuando el parlamento aprobó los seis puntos a través de los que Croacia se proclamó independiente y soberana. El parlamento también aprobó la ruptura de todos los lazos que la unían a Yugoeslavia.

Por insistencia de la comunidad internacional, se impuso una moratoria y finalmente la decisión sobre la independencia y soberanía se llevó a cabo tres meses más tarde. Así es como Croacia, el 8 de octubre de 1991, pasó a ser un estado independiente y soberano, durante una sesión secreta en el subsuelo del edificio de la petrolera INA en Zagreb, durante la que el vicepresidente del Parlamento, Vladimir Šeks, dio lectura al texto de la declaración. “Nos deshicimos de la pesada piedra de molino que pesaba sobre nosotros y que nos ahogó y arrastró durante más de setenta años hacia el abismo. Hemos aprobado una decisión idéntica a la que el parlamento croata aprobó en 1918, cortando todos los lazos con la monarquía austro-húngara”.

Comenzó entonces el arduo trabajo del reconocimiento internacional de Croacia. Y paralelamente comienza la agresión serbia, en lugar de la separación pacífica de Yugoeslavia.


Todo lo que estaba ocurriendo ya no podía esconderse a los medios. Fue la primera guerra en entrar a los hogares a través de las imágenes de la televisión mundial.

En la primera etapa, Croacia contó como aliado al Vaticano que, a comienzos de octubre, ya había anunciado que reconocería a Croacia. “Siempre dije en nombre de la Santa Sede y de Juan Pablo II que era lógico el camino hacia la independencia porque no había problemas jurídicos como en otros países. La constitución de la república federal permitía la sucesión, existía una base jurídica profunda. Si un pueblo quería optar por la independencia podía hacerlo. Y el otro gran motivo era que, en lugar de derramar sangre, es mejor que las naciones vivieran libremente, porque la tragedia de la guerra siempre es triste y la vida es un bien que debemos proteger", expresó el Cardenal Ángelo Sodano, secretario de Estado de la Santa Sede entre 1991 y 2006.

Así fue como el Santo Padre decidió reconocer a Croacia y a Eslovenia como estados independientes, como una forma de detener la guerra. Desde ese momento, comenzó una cadena de países que reconocieron oficialmente nuestra independencia, gracias al arduo trabajo de la muy joven diplomacia croata, y gracias a la ayuda del Vaticano y de la comunidad europea e internacional. Después del 15 de enero de 1992, nada fue igual.


“Me dirijo a todos los croatas y a todos los ciudadanos de Croacia. Hoy, 15 de enero de 1992, estará tallado en letras doradas en los catorce siglos de historia de la nación croata en esta, para nosotros una tierra santa, entre los ríos Danubio, Drava, Mura y el mar Adriático”, expresó aquel día el presidente Franjo Tuđman


El 22 de mayo de 1992, Croacia pasó a ser miembro de las Naciones Unidas, como miembro número 178, como clímax del reconocimiento internacional. Desde su independencia, nuestro país cumplió con todos sus objetivos estratégicos: es miembro del Consejo de Europa, es miembro de la OTAN, es miembro de la Unión Europea. Sin olvidar a todos aquellos que lucharon en el frente para defender a la Patria, a los emigrantes, a las madres que perdieron a sus hijos en esta lucha por la independencia, y a todos aquellos que trabajaron por reintegrar pacíficamente los territorios ocupados. ¡Que viva Croacia, independiente y soberana!


Material seleccionado del documental “Priznanje Hrvatske”, producido por HRT (dirección: Jozo Barišić, escenario: Borna Marinić, producción: Sanja Knez, edición: Jozo Barišić, fuente fotográfica: Ivo Cagalj/PIXSELL). Traducción y adaptación: Verónica Vlaho


Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!