(Foto: archivo personal) (Foto: archivo personal)

¿A qué se dedica?

Desde hace 17 años tenemos una empresa familiar en el marco de la que nos dedicamos a la producción de huevos.

¿Es usted la única que trabaja en la empresa? ¿Cómo se organiza?

No soy la única, trabajamos mi madre y yo. Me madre está a cargo de la venta en la feria local y en casa, y yo me dedico al cuidado de las aves y la entrega de los huevos a domicilio. 

¿Cómo ha logrado adaptar su trabajo mientras las ferias no estaban en funcionamiento? ¿Cómo ha logrado colocar sus productos?

Teniendo en cuenta que la posibilidad de cerrar la feria había sido anunciada con anticipación, dimos nuestros datos a la gente que venía a comprar huevos a la feria, y les dijimos que haríamos entrega a domicilio. Durante los veinte días en que la feria estuvo cerrada, hicimos entrega a domicilio según sus necesidades, y ahora, mientras las ferias trabajan en horarios y condiciones especiales, parte de la producción la llevamos a la feria, y otra parte la seguimos llevando a las casas de nuestros clientes. 

¿Hay posibilidad de acceder a incentivos a nivel local o estatal? ¿Es difícil obtenerlos?

Teniendo en cuenta que soy titular de la empresa rural desde hace cuatro años, en calidad de empresaria rural joven puedo acceder a incentivos, pero hay muchas condiciones adicionales que para este tipo de pequeñas empresas es difícil cumplir, por lo que la mayoría de nosotros ni siquiera presenta sus solicitudes. 

¿Se puede vivir de una empresa rural como la que usted tiene? ¿Se puede ahorrar, invertir?

De una empresa familiar rural puede vivirse dignamente, ocasionalmente se puede ahorrar algo, pero si tu objetivo es obtener mayores ganancias, deberías contar con una producción mucho mayor y un mayor mercado. 

¿Tiene alguna experiencia que desee compartir con nosotros?

No tengo ningún hecho concreto, pero quisiera decir que dedicarse a la producción de granja, más concretamente a la producción de huevos, es un trabajo muy lindo, a pesar de que en este tipo de trabajo no hay vacaciones ni días feriados, pero se trabaja en un ambiente relajado, te organizas como mejor te convenga, y tienes una relación con el comprador que es mucho más cálida de la que puedes vivenciar en un negocio o tienda. 

¿Recomendaría la apertura de una Empresa Rural Familiar a los jóvenes?

Recomendaría a los jóvenes que abran una empresa como esta si realmente les gusta el trabajo de granja, porque de no ser así, renuncias pronto a él. Es un trabajo con muchos altibajos, con poco tiempo libre y muchas preocupaciones, pero asimismo es un trabajo que puedes organizar tú solo, como mejor te convenga, lo haces con tu familia, y por eso es un motivo de acercamiento y unión, y es un trabajo que te devuelve hasta el esfuerzo más pequeño a través del fruto concreto del trabajo hecho con tus propias manos.