Fotos: gentileza de Asociación croata Jadran Fotos: gentileza de Asociación croata Jadran

De profesor a refugiado

"Esteban Horvat era un hombre sabio, más allá de su apariencia de hombre sencillo" – así lo describía José María Ciampagna, quien fuera su colaborador en el Instituto Geográfico Militar Argentino, en su blog "El blog del profe José". Ciampagna lo describe como un hombre de altura normal, ojos claros, cabello blanco, ralo, y con presencia de hombre sabio. También decía que hablaba medio atravesado, con acento extranjero, y que tenía un gran sentido común.

Esteban (Stjepan) Horvat nació en 1895 en Srijemski Karlovac. En su lugar natal terminó sus estudios primarios y secundarios, y luego, en la Universidad de Zagreb, se graduó en Geodesia. Fue profesor adjunto en la Facultad de Tecnología, y con el tiempo, pasó a ser profesor titular, y luego rector de la Universidad de Zagreb.

En mayo de 1945, con un mínimo de pertenencias, emigró hacia Italia. Llevaba consigo la cadena rectoral de oro de 1877, que había sido regalo del emperador Francisco José I, y que entregó al cuidado del Instituto Croata de San Jerónimo, en Roma, y que fue devuelto a la Universidad de Zagreb en 1991, con la llegada de la independencia de Croacia.

--- BEZ NASLOVA ---

Stjepan Horvat

7 Fotografía

En el campo de refugiados de las cercanías de Roma, Campo Fermo, Stjepan Horvat se dedicó a componer música. En honor al Cardenal Alojzije Stepinac, compuso una misa solemne para coro, llamada "Beatae Mariae Virginis".  Fue uno de los fundadores del coro que se creó dentro de Campo Fermo con el nombre de “Coro de exiliados croatas de Campo Fermo”, que luego pasó a llamarse "Jadran", y que aún funciona en Buenos Aires, Argentina, y que cuenta con unos sesenta miembros. En aquel entonces, los miembros del coro, muchos de ellos con experiencia musical, reescribían las partituras basándose en su memoria, ya que no contaban con las originales. A ellas se les agregaron composiciones de Horvat, que aún siguen siendo parte del repertorio.

Del otro lado del océano

Ya en Argentina, Stjepan Horvat se empleó en calidad de Especialista en Geodesia en el Instituto Geográfico Militar, donde trabajó durante 32 años. Escribió numerosos artículos científicos que fueron publicados tanto por dicho instituto como por el Instituto Panamericano de Geografía e Historia de la OEA, y por la Dirección de Geodesia de la Provincia de Buenos Aires, entre otros. Ya jubilado, se mantuvo en contacto con el IGM en calidad de profesional de consulta, dada su experiencia y su capacidad.

Stjepan Horvat falleció en Buenos Aires, en 1985. En 2004, el Instituto Geográfico puso una placa en su honor, por haber llegado al nivel más alto de servicio civil en el Ejército Argentino. Es importante mencionar que, en 1994, Hovat fue rehabilitado por la Universidad de Zagreb, y su retrato figura hoy en el Rectorado de la institución. En el marco de la colectividad croata, este hombre versátil es recordado por su serenidad, su sentido común, su profesionalismo, y una gran vida interior. Sus composiciones musicales, muchas de las que siguen siendo interpretadas por el coro Jadran, merecerían cruzar fronteras y ser cantadas en su patria natal, y formar parte activa de la riqueza cultural que aportaron y siguen aportando los croatas de la emigración.