Basura traída por la tormenta en Dubrovnik (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL) Basura traída por la tormenta en Dubrovnik (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL)

Ideas al servicio de la ecología

Boyan Slat, un joven científico de origen croata por parte de padre, en su Holanda natal es líder de una organización sin fines de lucro – The Ocean Cleanup -, y ha inventado un sistema revolucionario para eliminar la basura plástica de los océanos.

Se trata de un sistema flotante de caños llenos de aire y de 600 m de largo, que forman una barrera en el mar, llamada System 001. En este sistema, la basura se transforma en una masa compacta que es recogida cada seis a ocho semanas por barcos que llevan este material a reciclaje.

Habiendo reunido fondos para su proyecto a través de un crowdfounding, en poco tiempo este joven pudo reunir a voluntarios y empleados, entre los que hay ingenieros y oceanólogos, y partió con su equipo a la zona del Pacífico entre Hawaii y California, donde se concentra la mayor cantidad de plástico. Durante esa expedición, sacaron 1,5 millones de elementos plásticos del océano. Gracias a su trabajo, Slat fue premiado con el “Champions of the Earth Award” en 2014, entregado anualmente por las Naciones Unidas.

Según este joven, que visita cada verano nuestro país, nuestro mar, el Adriático, es muy bello pero hay tanto plástico como en los demás mares, que llega a través de corrientes y ríos, y alerta asimismo sobre el peligro del microplástico que es ingerido por los peces, y por consecuencia, por los humanos, con los efectos nocivos que ello acarrea.

Boyan Slat (Foto: Facebook /The Ocean Cleanup)

¿Qué hacemos nosotros por nuestro mar?

Para nosotros, que tenemos una costa tan extensa, cuidar de nuestro mar y nuestras playas es fundamental para mantener la belleza de nuestras costas, la vida en el ecosistema marítimo, pero también para que siga en marcha una de las industrias que más nos trae ingresos: el turismo.

Por eso, cada año se organizan campañas en las que se incluyen voluntarios - entre ellos también hay buzos – que trabajan para proteger los bienes naturales del Adriático. Una de ellas es la que llevan a cabo los voluntarios de la organización Green Flock quienes, además de organizar charlas informativas, recorren las playas limpiando y juntando la basura que encuentran a algunos metros de profundidad, e intentando educar a la población para reducir el uso de material plástico.

Numerosas organizaciones, clubes deportivos, escuelas y campañas financiadas por empresas realizan tareas de este tipo que se dedican fundamentalmente a retirar los deshechos del fondo del mar. Pero también cabe destacar a las personas que, anónimamente, ponen su granito de arena cada vez que levantan la basura que ven en nuestras playas. Para que podamos seguir mostrando con orgullo que nuestro mar es parte de nosotros, de nuestra vida cotidiana, de nuestra identidad.

Limpieza de playas en Crikvenica (Foto: Nel Pavletic/PIXSELL)