Dr. Mihovilović Kovačić (Foto: colección familiar) Dr. Mihovilović Kovačić (Foto: colección familiar)

El pediatra de Magallanes

Uno de ellos es Jorge Marcos Mihovilovic Kovacic, el primer pediatra nacido en Magallanes, hijo de Juan Mihovilović, oriundo de Brač, y de María Kovačić, oriunda de Omiš, Croacia, quienes se conocieron en Punta Arenas, donde se casaron y formaron su familia.

Jorge estudió en Punta Arenas y en Valparaíso y, por designio de su madre, estudió Medicina en la Pontificia Universidad Católica de Chile, recibiéndose en 1959, y especializándose luego en Pediatría. Trabajó en el Hospital Regional de Punta Arenas, fue médico del Ejército y del Hospital Naval. En 1970 fue nombrado director del Hospital Regional de Punta Arenas.

Un emprendedor que no olvida sus raíces

Paralelamente a su carrera profesional, Jorge Mihovilovic trabajó arduamente en el marco de la colectividad croata, desempeñándose en varios cargos: fue presidente de la Sociedad Dálmata de Socorros Mutuos, presidente del comité coordinador de Instituciones Croatas de Magallanes, vicepresidente del Club Deportivo Sokol Croata, presidente del Club Croata de Punta Arenas, y subdirector de la revista Male Novine y director de la revista Inmigración Croata en Magallanes.

Gracias a su intervención, logró que se votara en el marco de las autoridades del Club Croata el ingreso de las damas, en calidad de socias, que hasta ese entonces no estaba permitido. Gracias a ello, las mujeres comenzaron a participar, a involucrarse en las actividades del club y dar su valioso aporte a la institución.

Durante quince años fue editor de la revista Male Novine. Esta publicación, que continúa con su edición, incluye temas relacionados con la colectividad croata y con Croacia en general, y es la única publicación croata de la región de Magallanes.

Junto con su esposa, visitó varias veces la Madre Patria, y conoció a sus familiares, en su mayoría de la isla de Brač.

En una reciente entrevista del diario chileno “La prensa austral”, el dr. Mihovilovic habla de la ardua tarea realizada por los croatas en la región de Magallanes, destacando el esfuerzo al trabajo, y la determinación de que los hijos de los inmigrantes llegados al sur fueran profesionales, lográndolo no sin grandes esfuerzos y sacrificios.

Un médico querido por su gente

En 2016, Mihovilovic recibió una placa entregada por la comunidad 18 de septiembre durante la semana de los festejos del aniversario de la fundación de dicho barrio. El motivo fue su gran colaboración en el desarrollo del Centro de Salud Familiar de Atención Primaria (CESFAM), que se ha transformado a través del tiempo en un centro con numerosas disciplinas dedicadas a la promoción y la prevención en el campo de la salud.

También recibió una condecoración de honor por parte del Colegio Médico de Chile.

Quisiera destacar una frase del dr. Mihovilovic en la entrevista a “La prensa austral”: “Yo atiendo a cada niño como si fuera un hijo mío”, en la que se deja ver la vocación con la que enfrentó y enfrenta su noble profesión.

El dr. Mihovilovic Kovacic y su esposa, Inés Pérez Tapia, conforman una gran familia junto con sus seis hijos y sus veintitrés nietos.