HGSS (Foto: Slavko Midzor/PIXSELL) HGSS (Foto: Slavko Midzor/PIXSELL)

Hombre prevenido vale por dos

Poco previsora fue la pareja de ingleses perdidos en el monte Srđ, en Dubrovnik. Partieron a hacer senderismo sin tener claro cuál sería la ruta a seguir. A partir del pedido de rescate, y una espera de dos horas, voluntarios del HGSS llegaron en su busca y los derivaron al hospital zonal. Un final feliz para la pareja, y una carta de agradecimiento y una donación para los rescatistas.

También es frecuente escuchar de casos de turistas perdidos en el monte Biokovo, Makarska. Once rescatistas partieron a buscar a dos turistas que se habían adentrado en una zona sin senderos marcados. Uno de ellos estaba paralizado de miedo, acostado en una pendiente peligrosa. Ambos turistas, con lesiones menores, fueron rescatados. Habían subido… en ojotas.

Por supuesto, no todos los casos son de fácil solución. Ni tienen todos un final feliz. Los miembros del HGSS intervienen unas 100 veces durante el invierno, y algunas menos en verano, con frecuencia por falta de prudencia por parte de aquellos que parten hacia los senderos montañosos sin el equipo mínimo necesario. Para esos casos, numerosos voluntarios del equipo de rescate croata se preparan física y psíquicamente para poder intervenir a tiempo. Es fundamental la organización, desde la recolección de datos de los extraviados hasta su situación de salud, las condiciones en el terreno, etc, y en base a ello elaboran el plan de acción.

A su arduo trabajo en zonas inhóspitas suelen agregar una dosis de humor. Y es que en su perfil de Twitter o Facebook advierten a los turistas de los peligros que pueden acecharlos al adentrarse en zonas desconocidas para ellos.

(Foto: facebook.com/HrvatskaGSS)

El verdadero premio

En 2015, esta organización de voluntarios recibió el premio "Ciudadano Europeo", entregado por el Parlamento Europeo por logros extraordinarios tanto a individuos como a organizaciones que trabajan en pos de los valores y la identidad europea. Un año antes había recibido el premio "Life goes on" en la categoría Courage-Valor, por su participación en el salvamento de un espeleólogo alemán que se hirió de gravedad a una profundidad de 1000 metros y a 4 km de la entrada a una gruta profunda, en el monte Untersberg, después de once días de trabajo y de un gran equipo de rescatistas de varios países.

A pesar de los numerosos premios recibidos por estos valientes, creo que el más valioso se resume en esta declaración de un miembro del HGSS: "Ninguna otra sensación puede compararse con la de salvar una vida. Intenten imaginar lo que se siente cuando uno salva a un niño y lo devuelve a brazos de sus padres. Una búsqueda con éxito y el encuentro de una persona perdida da una sensación de orgullo, humildad y alegría".

Para aquellos que intentan pasar una temporada tranquila, sean locales o extranjeros, en cualquier parte de nuestro país, no está de más una rápida lectura de las recomendaciones que brinda el HGSS. Para no tener que necesitarlos. Pero tenerlos en mente si algo ocurre.