Tina Kamenčić (Foto: archivo personal) Tina Kamenčić (Foto: archivo personal)

¿A qué se dedica?

Trabajo en un centro de contacto de una empresa privada que se dedica principalmente a la organización de ayuda en las calles, no solo en Croacia sino también en Bosnia y Herzegovina, Eslovenia, Austria, Italia y Montenegro. Mi trabajo es atender llamadas telefónicas y organizar la asistencia en las calles, con más frecuencia se trata de enviar grúas, y luego hacer los trámites necesarios para cerrar cada caso. 

¿Ha necesitado de algún curso especial?

La especialización es necesaria cuando empiezas con un trabajo nuevo. En mi caso, debí aprender a usar el programa, aprender las reglas que implica cada paquete de ayuda contratada, precios, y cómo organizar logísticamente una intervención, así como la facturación. Tenemos un entrenador que nos guía, directores de los diferentes turnos y controladores, que siempre están dispuestos a ayudar en caso necesario. Además de la educación formal, estudié por mi cuenta la terminología que necesito para mi trabajo en diferentes idiomas. Además, tuve que aprender algo sobre coches, y ahora finalmente puedo decir que diferencio un Golf de un Polo. 

¿Cuántas horas trabaja por semana?

Trabajo cuarenta horas por semana, es decir, ocho horas durante cinco días, y tengo dos días libres. A veces estoy de guardia, y estoy disponible a través del teléfono móvil oficial durante 24 horas. 

¿Puede vivir de su salario, darse algún gusto, ahorrar?

¡Totalmente! No he logrado ahorrar demasiado porque fui gastando una determinada cantidad en amueblar mi departamento, pero el solo hecho de poder vivir dignamente después de ese tipo de gastos, es un dato que habla por sí mismo. En general suelo comprarme cosas que cuando era estudiante no podía: la cantidad de libros aumentó considerablemente, y a fin de mes siempre me queda algo. 

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Cuando iba hacia mi entrevista de empleo, tenía en vista solo un trabajo para estudiantes durante el verano para poder ganar algo de dinero, pero me conquistó de inmediato. El trabajo es dinámico, no te atonta, algunas veces es un verdadero desafío. El ambiente laboral es agradable, amistoso, se intentan corregir los errores. Pero lo que me conquistó fue que se valora al empleado, y yo intento devolver ese trato a través de mi trabajo. 

¿Ha tenido alguna experiencia en particular que le ha quedado en el recuerdo?

Hay muchas situaciones que me hicieron reír, enojar, emocionar, pero lo primero que me viene a la mente es el caso de una señora a la que un gatito le había entrado al motor de su coche. Estaba muy nerviosa porque no podía conducir, y después llamó contenta para contarme que tanto el gato como el coche estaban bien. 

¿Recomendaría este tipo de trabajo a los jóvenes?

El trabajo es exigente, ante todo porque se trabaja en tres turnos. Si no estás preparado a trabajar en el turno de la noche y recordar una enorme cantidad de información, entonces este trabajo no es para ti. Pero si hablas varios idiomas, en este trabajo lo sabrán valorar. A pesar de no haber tenido grandes expectativas en un principio, este trabajo me conquistó y fue creciendo en mí, por eso, y soy completamente subjetiva, este trabajo es excelente y claro que lo recomendaría.