Martina Bublić (Foto: archivo personal) Martina Bublić (Foto: archivo personal)

¿A qué se dedica?

Soy entrenadora profesional de gimnasia deportiva femenina. 

¿Cuál es el mayor desafío en su trabajo?

El mayor desafío es adaptarse a cada niño de manera individual y encontrar qué es lo que lo motiva, cómo hacer para que saque lo mejor de sí. La gimnasia es un deporte muy difícil y es necesario mucho sacrificio y trabajo para que los resultados sean visibles. Con frecuencia, los niños quieren renunciar, y aquí son los entrenadores los que juegan un gran rol. En calidad de entrenadores, pasamos con los niños muchísimas horas en el gimnasio, en las competencias y entrenamientos, y a veces no solo somos entrenadores sino que pasamos a cumplir el rol de madre, padre, amigo, fisioterapeuta, psicólogo y hasta chofer. 

¿Cómo se perfecciona?

Participo de seminarios para entrenadores, y a través de Internet. 

Cuando se habla de deporte, se piensa en general en el fútbol, que mueve grandes sumas de dinero. ¿Cuál es la situación con los demás deportes? ¿Cuán importantes son para un desarrollo social sano?

La gimnasia, en calidad de deporte base, es muy importante para el desarrollo motor del niño, que puede comenzar a practicarlo a partir de los 3 o 4 años a través del juego por medio del que desarrolla habilidades importantes como la coordinación y el equilibrio. Ya sea que el niño siga practicando gimnasia o se pase a otro deporte, tendrá una muy buena base para seguir entrenando el deporte elegido.

La gimnasia es uno de los deportes más difíciles y, aunque sea muy atractivo, creo que en Croacia figura muy poco en los medios. La situación mejoró en los últimos años gracias a los grandes éxitos de nuestros gimnastas en la escena de la gimnasia mundial.

En la gimnasia no hay tanto dinero ni auspiciantes como en el fútbol, el hándbol… a pesar de que nuestros gimnastas hayan ganado medallas olímpicas y mundiales. 

¿Existen incentivos a nivel local o nacional? ¿Es difícil obtenerlos?

El Club de Gimnasia Samobor es miembro de la Unión Deportiva de Samobor y cada año se obtiene parte de los fondos destinados a entrenamientos, competencias, y uso de gimnasios, a través de Licitaciones Públicas destinadas al Deporte. Por supuesto, estos fondos no son suficientes, por lo que la mayoría de los medios necesarios se obtiene a través de cuotas de afiliación al club.

Nos mantenemos al tanto en cuanto a las licitaciones que ofrecen instituciones y empresas y, de esa manera, intentamos mejorar las condiciones de trabajo para nuestros miembros. La realidad es que los aparatos de gimnasia deportiva y las colchonetas son muy caros. 

¿Cómo se organizan durante estos tiempos de aislamiento, al estar suspendidas todas las actividades deportivas? ¿Cómo se reflejará esto en los deportistas una vez que regresen a los entrenamientos en los gimnasios?

Cuando comenzó toda esta situación, las deportistas recibieron tareas que debían cumplir en casa, usando un mínimo de material, para que pudieran seguir estando en forma. Para todos aquellos que deseaban hacer ejercicios en casa, subimos en nuestra página de Facebook y de Instagram una serie de “desafíos” semanales.

A partir del lunes, empezamos de a poco con entrenamientos al aire libre para los grupos de competición, y espero que podamos volver pronto al gimnasio, a nuestros aparatos.

La gimnasia requiere de continuidad en el entrenamiento y las pausas largas como esta (casi dos meses completos) dejan una gran huella en las deportistas. Se calcula que unos diez días sin entrenar requieren de un mes para poder volver a estar en forma. Y aquí se trata de cuatro elementos (caballete, barras asimétricas, barra de equilibrio y suelo), cada una con sus características. 

¿Puede vivirse del sueldo de entrenador? ¿Hay capacidad de ahorro, de inversión? ¿Cómo es el sueldo de un entrenador respecto de la categoría de deportistas que tiene a cargo?

Personalmente, no puedo vivir del sueldo de entrenadora, porque es muy bajo. En otros países, los entrenadores son muy valorados y sus sueldos son bastante altos. Creo que aquí todavía no se valora lo suficiente el trabajo de entrenador, porque todos dicen que “trabajamos solo 4 o 5 horas” al día, que está muy lejos de la realidad. Para los entrenamientos hay que prepararse, y ni qué hablar de las horas y horas que pasamos en viajes, entrenamientos especiales, competencias…

Por lo que sé, un sueldo promedio de un entrenador en el exterior es de unos mil euros. Por supuesto que el sueldo aumenta a medida que se obtienen mayores éxitos. Pero el entrenador que trabaja con las selecciones de categorías más jóvenes también cuenta con un sueldo alto porque hace el trabajo más difícil (prepara la base sobre la que otro entrenador agregará los elementos), y créame que ese es el trabajo más difícil: trabajar con el niño para que esté preparado a seguir adelante. Naturalmente, esto no se refiere a Croacia. 

¿Quisiera compartir alguna experiencia en particular?

Una de las experiencias más lindas fue ir al EYOF (European Youth Olympic Festival). Fui en calidad de juez por parte de la Selección Croata de Gimnasia. Mi mayor deseo es participar como juez en los Juegos Olímpicos. 

¿Le recomendaría este tipo de trabajo a los jóvenes?

Sí, por supuesto. Aunque es un trabajo difícil y de mucha responsabilidad, pienso que no hay nada más lindo que trabajar con niños y ver cómo avanzan cada día. El trabajo es dinámico, cada día es diferente. También hay viajes, conoces a gente nueva, y haces nuevas amistades con gente de todo el mundo.