La Voz de Croacia

18:11 / 13.12.2020.

Autor: GH

Gabrijela: contadora

Gabrijela Primorac (Foto sel archivo personal/Pixabay)

Gabrijela Primorac (Foto sel archivo personal/Pixabay)

Foto: - / Pixabay

Gabriela Primorac destaca la importancia del buen ambiente laboral para realizar con más eficiencia su trabajo. Si bien trabaja media jornada, sus responsabilidades como jefa de contaduría requieren de conocimientos y habilidades que representan un desafío y un dinamismo que la motivan a seguir perfeccionándose en su carrera, debido a los constantes cambios en el ciclo económico durante el año lectivo.

¿A qué se dedica? ¿Dónde trabaja?

Trabajo en una escuela primaria católica como jefa de contaduría. 

¿Cuáles son los mayores desafíos de su profesión?

En este trabajo es fundamental la precisión y la buena organización de muchas tareas más o menos importantes que este trabajo pone ante mí en calidad de contadora. Puesto que recién a partir de este año empecé a trabajar como jefa de contaduría, tengo muchas más responsabilidades que antes. Entendí que es fundamental aprender a determinar lo mejor posible las prioridades y organizar mis obligaciones diarias y semanales. Además, en este trabajo es fundamental estar abierto a un aprendizaje continuo, debido a las muchas situaciones nuevas que el ciclo económico presenta a un contador durante un año lectivo. Pero cuando hablo con gerentes de contaduría que han desempeñado este trabajo durante varios años, tengo la impresión de que, a partir del segundo año de trabajo, se obtiene más seguridad y una rutina laboral en la que me puedo confiar. Pero esto no significa que, después del primer año de trabajo uno deja de aprender. Las leyes del ámbito de la contabilidad cambian constantemente, los sistemas en los que trabajan los contadores se renuevan, siempre surgen nuevas situaciones que hacen que este trabajo sea dinámico e interesante. 

¿Cómo es la dinámica de su trabajo? ¿Cuántas horas trabaja semanalmente?

Como trabajo en una escuela pequeña a la que asisten poco más de cien estudiantes, el personal de la escuela (incluyéndome a mí) que no son docentes, y el director, trabajamos a tiempo parcial, es decir, cuatro horas al día. Y como mi trabajo (así como los demás trabajos administrativos en la escuela) requiere muchas responsabilidades y obligaciones, es difícil cumplir todas las tareas a tiempo, pero con un poco de esfuerzo y amor, se puede. En las escuelas más grandes, los gerentes de contaduría trabajan a tiempo completo (ocho horas al día) por lo que el ritmo es más ligero y supongo que la dinámica del trabajo es algo más lenta porque el número de horas de trabajo es el doble.

¿Cómo ha cambiado la dinámica desde el comienzo de la pandemia?

Estoy en este cargo desde septiembre y no sentí demasiado los efectos de la pandemia. Como escuela, somos más flexibles y podemos trabajar desde casa, pero la diferencia se refiere principalmente a docentes y alumnos, que dependen de las medidas relacionadas con el Covid-19 adoptadas por el Gobierno de la República de Croacia. 

¿Puede vivir de sus ingresos, ahorrar, darse algún gusto?

¡Puedo! Aunque trabajo media jornada, puedo permitirme algunas cosas que me gustan y ahorrar un poco. En realidad, me gusta vivir de manera simple y mi tiempo libre lo paso con amigos, con la familia, suelo ir a excursiones por los alrededores de Zagreb y cosas similares. Nada de eso requiere de mucho dinero, y me llena. 

¿Cómo es el sistema de perfeccionamiento en su profesión?

Durante la época laboral, hay oportunidades constantes para que, a través de cursos y seminarios o reuniones, los directores de contaduría puedan mejorar sus conocimientos y poder ser más eficientes. 

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Lo que me gusta de este trabajo es que no es aburrido. Por más que se cree en general que este trabajo es aburrido y rutinario (por ejemplo, los estereotipos relacionados con los contadores), el trabajo que realiza un contador en una escuela tiene responsabilidades que, si se entienden como desafíos, hacen que el trabajo en sí sea dinámico e interesante. Lo que más me gusta es que nuestra escuela es pequeña y nosotros, como empleados, nos conocemos y nos relacionamos mejor. Al ser una escuela católica, trabajamos mucho en la construcción espiritual y en las relaciones interpersonales, lo que tiene un efecto muy positivo en el clima laboral, en el mejor desempeño de las tareas laborales y en la satisfacción de los empleados. 

¿Quisiera compartir alguna experiencia en especial?

Como ejemplo de una experiencia especial, vuelvo a hacer referencia a lo importante y lo positivo que es el ambiente de trabajo. Un ejemplo de cómo nuestra escuela trabaja en fortalecer la cooperación entre los empleados y un buen clima laboral es cómo se destaca esto en tiempos de Adviento, durante el que cada empleado elige aleatoriamente a algún colega al que, durante este tiempo, le brinda más atención, reza por él, y en su correo interno deja pequeños regalos. Puede parecer banal, pero estas pequeñas cosas aportan definitivamente frescura a la rutina laboral y los animan. 

¿Recomendaría esta profesión a los jóvenes?

No todos los trabajos son para todas las personas, y sugeriría a los jóvenes que miren profundamente dentro de sí para ver lo que realmente les interesa. No tiene sentido hacer algo que no te gusta. Si una persona se da cuenta de que le gustan los trabajos que conllevan responsabilidad, trabajar con números y saber entender algunas tareas rutinarias como desafíos, sugiero que definitivamente considere esta profesión. El trabajo de un contador de escuela lleva en sí una alegría especial por estar rodeado de niños, y si trabajas en una escuela que fomenta la construcción de la cooperación entre sus empleados, ciertamente influirá en el buen ambiente en el trabajo.

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!