Filip Fatović (Foto: archivo personal) Filip Fatović (Foto: archivo personal)

¿A qué se dedica?

Soy cocinero en el centro estudiantil Rijeka. 

¿Cómo es la dinámica de su trabajo?

Agitada y alegre. Preparamos unas dos mil porciones de comida por día. 

¿Cuántas horas trabaja a la semana?

Trabajo cuarenta horas semanales. 

¿Cuáles son los mayores desafíos con los que se enfrenta a diario?

El mayor desafío son definitivamente las relaciones interpersonales. Cuando se trabaja en equipo con mucha gente de diferentes caracteres y personalidades, siempre es un desafío. 

¿Cómo es el sistema de perfeccionamiento? ¿Qué hace para estar al tanto de las nuevas tendencias?

Esto se refiere más a un cocinero que trabaja en un restaurante, y está forzado a seguir las nuevas tendencias. Sin embargo, yo intento aprender lo más posible y desarrollarme como cocinero a través de diferentes medios y libros, debido a mis deseos y ambiciones personales. 

¿En qué medida puede involucrarse en la elaboración del menú?

El jefe de cocina crea el menú para la semana siguiente, pero siempre escucha las propuestas de los demás cocineros, así que con frecuencia me incluyo en la elaboración de comidas y menús. 

¿Puede vivir de sus ingresos? ¿Cuáles son sus prioridades?

De momento estoy contento con mis ingresos. Mi prioridad es ser cada vez mejor en mi trabajo, y un día ser jefe de cocina. 

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Me gusta cocinar, me gusta el dinamismo del trabajo, la comunicación con los estudiantes, especialmente cuando les alegramos el día con alguna buena comida después de algún examen difícil. 

¿Recomendaría este oficio a los jóvenes?

Sí, por supuesto. Es un oficio con el que puedes avanzar si tienes perseverancia y compromiso.