(Foto: pexels.com) (Foto: pexels.com)

Bajo el ardiente sol se esconde una riqueza de joyas buscada y excavada por apasionados aventureros, enamorados del brillo del más valioso ópalo. Numerosos tractores y excavadoras se encuentran aún actualmente en la inmensurable planicie australiana como huellas de los anhelos de aquellos que encontraban las piedras, las vendían y se enriquecían, así como de aquellos que no lo consiguieron. 

Desde la primera mitad del siglo pasado a Kupa – piti, como la llamaban los aborígenes, llegaron también los croatas, quienes fundaron allí su comunidad. 

Bajo la tierra, a causa de los extremos calores, fue construída la vida. Todo lo valioso, destaca Danijel Galović, cronista de viajes que atestiguó personalmente el lugar, se encuentra allá bajo la tierra: el lujoso hotel que construyó, más precisamente que excavó, también un croata, la gran iglesia de San Pedro y San Pablo, construída en 1965, así como las viviendas. Y naturalmente, también bajo la tierra se encontraba auquello que es más valioso: el ópalo. 

„Vé con Mladen“

- Entre más colorido el ópalo adquiere mejor precio - explica Galović. En una ocasión, como dijo, personalmente vió la venta de un ópalo que alcanzó el precio de 300 dólares por gramo y por el cual el minero no se esforzó particularmente. Vagando por Coober Pedy entró en una tienda griega de ópalo donde trató de lograr un buen precio por el ópalo deseado. Y aún hoy recuerda lo que le sucedió. 

- Nos impulsó a gastar dinero en el local de su amigo croata, que tenía su tienda a solo varios centenares de metros más adelante que la suya - recuerda Danijel. 

Era la tienda de ópalo Vranci, el negocio de nuestro emigrante Mladen. Vagando por el desierto, bajo la tierra de Kupa – piti, pueden caminar también por la calle Antina, que tomo su nombre por nuestro primer emigrante que llegó a esa parte de Coober Pedy y donde construyó su casa. 

Los croatas, quienes se cuentan por centenares allí, según las consideraciones de Galović, han conformado un significativo grupo étnico por décadas. Pero la excavación del ópalo, del que viven, actualmente casi se ha frenado a causa del alto costo del petróleo. 

Coober Pedy, Australija

Coober Pedy, Australija

4 Fotografía