Elección de jueces constitucionales (Foto: Marko Lukunic / PIXSELL) Elección de jueces constitucionales (Foto: Marko Lukunic / PIXSELL)

El Parlamento elige a los jueces con una mayoría de dos terceras partes y con base en un acuerdo entre las bancadas, los jueces fueron elegidos individualmente y mediante una votación pública.
El presidente del Parlamento Gordan Jandroković deseo éxito a los nuevos jueces elegidos y un trabajo honorable y responsable en el cumplimiento de sus funciones:
"Señoras y señores diputados, confirmo que elegimos a tres jueces del Tribunal Constitucional de Croacia. Les agradezco y los felicito por tal decisión. Naturalmente felicito a los jueces constitucionales elegidos, les deseo éxito en su trabajo y un cumplimiento responsable y honorable de sus funciones", dijo Jandroković.
Los partidos Muro Viviente e Independientes por Croacia votaron en contra y los diputados de MOST, a excepción de Miro Bulj, que votó en contra, abandonaron la sala en el momento de la votación. Branimir Glavaš de la Asamblea Democrática Croata de Eslavonia y Baranja y Furio Radin, diputado de la minoría italiana, votaron a favor de Šeparović y Selanac pero contra Arlović.
Con la votación de los jueces constitucionales realizada se da fin a una postergación y jaloneo de varios meses entre las dos mayores bancadas parlamentarias: HDZ y SDP, pues como recordamos el Partido Social Demócrata condicionó el apoyo en la elección de los jueces con la formación de la comisión parlamentaria para la investigación de Agrokor.
La votación fue precedida por un debate, en el que los partidos parlamentarios pequeños criticaron a los partidos mayoritarios. Ivan Pernar del partido Muro Viviente calificó el condicionamiento hecho por SDP para la elección de los jueces como una farsa, diciendo que si en realidad les interesara la verdad, habrían procesado a Todorić cuando estaban en el Gobierno.
Robert Podolnjak, de MOST, a pesar de elogiar la elección de los jueces aclaró que su partido no apoya la propuesta porque los candidatos no cumplen los criterios fundamentales que deberían caracterizar a los jueces constitucionales.
Esta es la primera ocasión, desde 2010, en que el Tribunal Constitucional funcionará en su composición completa de trece jueces.